Mostrando entradas con la etiqueta Fryette. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fryette. Mostrar todas las entradas

domingo, 26 de diciembre de 2010

Generando y descartando hipótesis: La base del Razonamiento Clínico en Fisioterapia

Aprovechando la entrada que el otro día creo mi compañero Vicente Lloret, fisioterapeuta de Valencia, la cual te recomiendo que leas, pulsando "aqui". 

Cuando un paciente viene a la consulta, tras haber hablado con él (anamnesis), sobre la persona, su dolor, sus disfunciones y su historia clínica; de la cual se sacan grandes conclusiones, el cerebro del fisioterapeuta debe hacer generado varias hipótesis, varias idéas sobre lo que podría estar presente o lo que podría estar ocasionando el dolor o la lesión.

Una vez en la sala de tratamiento se debe guiar por su palpación, por los test ortopédicos y test específicos de ciertas estructuras para descartar unas u otras hipótesis, e incluso para descartarlas todas y abrir su mente a una nueva hipótesis que muestran los test, los síntomas y la palpación del paciente y que no se había tenido en cuenta. A mi personalmente, me gusta mucho una cita del gran osteópata Fryette.
Seguidamente, durante el tratamiento, es necesario ir valorando después de realizar una o varias técnicas, con el fin de poder comprobar si realmente estamos siguiendo un buen camino, en cuyo caso estaremos más seguros de la reducción o eliminación del problema que trajo al paciente a la consulta. Por lo tanto, es necesario y de gran importancia valorar, tratar pero luego revalorar, así contínuamente durante todo el tratamiento, pues solo así tenemos la certeza de estar realizando una fisioterapia basada en el razonamiento clínico, es decir, una fisioterapia de calidad.

Tras la 1ª sesión es importante hablar de nuevo con el paciente para que cuente que tal los resultados del tratamiento y como la mejora se ha instaurado o no durante el tiempo. También es normal que el paciente recuerde lesiones que se habían planteado en la primera sesión y de los cuales no tenía recuerdo, por ejemplo, un esguince mal curado hacía ya 10 años. A mi, personalmente, me gusta valorar 4 tipos de mejoras, 3 que comenta el paciente y 1 que valora el fisioterapeuta

1. Mejora Sintomática: Donde se valora la mejora del dolor: Disminución de la intensidad, de la frecuencia, cambios en la localización del dolor, dolor más específico, etc.
2. Mejora Biomecánica: Aquí se valora como ha aumentado la amplitud de movimiento y la calidad del mismo, tanto en movimientos específicos como en movimientos realizados a lo largo de la vida diaria (correr, apretar un tornillo, subir las escaleras, limpiar las ventanas, etc)
3. Mejora Emocional: Esta parte para mi es también muy importante ya que se valora como ha cambiado la imagen del dolor del paciente (es decir si ha habido cambios en el homúnculo y su sistema límbico), como se encuentra después de ver la reducción de sus síntomas o el matenimiento, si se encuentra mejor de ánimo, como plantéa su día a día tras la sesión (nuevas taréas, nuevas posibilidades) y si emocionalmente hemos culplido las expectativas por las que venía a consulta.
4. Mejora Anatómica: Esta parte trata de nuevo sobre lo comentado anteriormente, utilizar el razonamiento clínico para seguir valorando y revalorando las diferentes estructuras anatómicas implicadas en el problema, teniendo en cuente que en la mayoría de los casos, cambian de una sesión a otra.

Teniendo en cuenta estos puntos, es importante siempre que el fisioterapeuta se adapte al paciente, y que nunca sea al contrario, que valoremos y tratemos de la forma más objetiva posible, entendiendo que si el cuerpo es una estructura viva, en constante movimiento y en contínuo cambio, la fisioterapia debe ser aplicada de la misma forma...En este punto se me viene siempre a la cabeza una cita de Albert Einstein que decía:

Un abrazo enorme y otro para Vicente y para ese gran grupo de fisios (Jorge, David, Carlos, Raul, Ruben, etc.) que comparte sus conocimientos, ideas, sugerencias e inquietudes en las redes sociales y en los blogs...Gracias por darme la oportunidad de seguir aprendiendo cada día y de ver que cada vez somos más los fisios que pensamos que la fisioterapia es algo más que un trabajo.